lunes, 25 de marzo de 2013

Cómo repartir las calorías




 Las calorías son esenciales en nuestra vida, sin embargo, mucha gente lucha cada día contra ella para evitar obesidad, mantener la figura y demás. Lo importante es dependiendo de la cantidad de ejercicio que hagas al día, tu peso, estatura y demás, saber cuanta cantidad de calorías necesitas al día.

 Una vez que sabemos las calorías diarias que necesitamos, vamos a distribuirlas en 5 comidas: desayuno, tentempié, almuerzo, merienda y cena.

Repartiremos el porcentaje de calorías de la siguiente manera:


  • Desayuno  --> 20%
  • Almuerzo   --> 10%
  • Comida      --> 40%
  • Merienda  --> 10%
  • Cena          --> 20%


Desayuno

 El desayuno es la comida más importante del día por dos simples razones: llevamos muchas horas sin ingerir ningún tipo de alimento en nuestro cuerpo y necesitamos bastante energía para afrontar el día con plenas garantías.

 Hay personas que recomiendan ingerir incluso las mismas calorías que en la comida quedando equilibrado a un 30% en ambos. Sin embargo debido a la falta de tiempo del que disponemos se nos hace un poco difícil esto.

 Es muy importante ingerir un desayuno equilibrado debido a que también nos ayudará a ingerir calorías de más en las próximas comidas.


Tentempié

 El tentempié debe ser un aporte energético que no tenga muchas calorías, puede ser una pieza de fruta por ejemplo. Esta comida nos ayudará a no llegar con una hambre tremenda a la comida e ingerir calorías de más.

Almuerzo

 Este es el momento de ingerir la mayor cantidad de calorías del día. Debe de ser un plato equilibrado en proteínas, carbohidratos y grasas, no se debe abusar y lo recomendable es un poco de cada cosa que comamos y no que tengamos que cogerlas de una fuente, esto nos ayudará a evitar echarnos de más.

Merienda

Como en el tentempié, este debe ser de un aporte calórico bajo pero energético.

Cena

 La cena debe ser ligera, pero no quiere decir cenar cualquier cosa, sino una cena equilibrada. Es muy aconsejable no pegarse atracones ni comer comidas pesadas, vuestro estómago os lo agradecerá a la mañana siguiente.



Os dejo una frase que resume todo esto de una forma bastante expresiva:

''Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un pobre''

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hosted Desktops